Share Button

La importancia de no ser profesional en los redes sociales de InternetPara construir una marca personal en las redes sociales es recomendable hablar y compartir información relacionada al nicho de mercado, profesión o tema que te apasiona.  Esa es la regla de oro.  Pero, ¿es necesario ser tan estricto y solamente hablar de temas profesionales?

La importancia de no ser profesional en los redes sociales de Internet

Para construir una marca personal en las redes sociales es recomendable hablar y compartir información relacionada al nicho de mercado, profesión o tema que te apasiona.  Esa es la regla de oro.  Pero, ¿es necesario ser tan estricto y solamente hablar de temas profesionales?

Las redes sociales son una clase creada a partir de la vida cotidiana

Para entender las redes sociales hay que tener claro que son una extención de la vida cotidiana, o la vida offline como me gusta llamarle. Facebook, por ejemplo, es una red social la cual trata de encapsular las acciones y experiencias sociales de una manera digital.  Por eso existen grupos que aman o odian, apoyan o desaprueban, tal y como en la sociedad offline. Uno de los pocos renglones en los que la red social de Mark Zuckerberg no nos ha dado el poder de expresión es instituyendo un botón de Unlike.

Twitter, por otro lado, es el mundo de la información.  En el consuminos y compartimos noticias y eventos importantes.  Sin olvidar que el relativismo está implícito en cada tweet.

Hablar las 24 horas de lo que nos apasiona, síndrome del vendedor compulsivo

Sería aburrido que hablaramos con nuestras familias y amistades solamente de lo que nos apasiona.  Es lo que llamo el sídrome del vendedor compulsivo.  Por alguna razón las personas dedicadas a la venta directa tienen esa extraña tendencia a realizar un acercamiento de venta en cada oportunidad social que tienen.  Tal vez es mi percepción -aquí entre el relativismo de nuevo- pero sólo quiero llevarlos a mi punto.  En la vida real no vestimos traje y corbata las 24 horas del día.  Y, si las redes sociales son una clase derivada de la vida real, no debe haber diferencia.

Como mencioné, es importante formar una marca personal compartiendo información de lo que dominamos y somos profesionales, pero tenemos que tomar tiempo para ser quienes somos en realidad.  Hacer chistes, compartir lo que disfrutamos, charlar con amigos del partido de baloncesto o de fútbol.

Una buena estrategia para lograr un balance es utilizando una adaptación del Principio de Pareto, también conocido como la Regla 80/20.  En nuestro caso sería como sigue: Un 80% de lo que publiquemos en las redes sociales pudiera ser profesional y de los temas de nuestro interés para formar nuestra marca personal, y el restante 20% de la proporción que sea conversaciones expresando opinión social, de política o de farándula.

Hay que dejar de ser robots.  Hay que dejar de ser [tan] profesionales.

Foto robot | sxc.hu

Share Button
El autor

Héctor Omar Álvarez  

Profesional de administración de empresas y sistemas de información. Vegan, blogger, compositor y músico amateur. Le tiene miedo a los payasos y le gustaría tener su propio sitcom.